Mostrar barra lateral
CÓMO INTERPRETAR LA ETIQUETA DE UN PRODUCTO COSMÉTICO

La Food and Drug Administration (FDA) estableció las reglas según las cuales han de figurar los ingredientes en la etiqueta de un producto cosméticos.

Esa regla se llama INCI, siglas en inglés de International Nomenclature of Cosmetic Ingredience (Nomenclatura Internacional de Ingredientes en la Cosmética), y establece que los nombres de las sustancias aparecerán en su forma latina y enumerados según su cantidad en orden descendente.

Es decir, que la sustancia más abundante se nombra en primer lugar y la menos abundante en el último. Esta declaración de ingredientes debe ser completa y exhaustiva de tal forma que en ella estén incluidos todos, desde los emulsionantes a los conservantes. Se pretendía con ello que el consumidor tuviera así una mínima orientación ya que cuantas más sustancias naturales están enumeradas en los primeros lugares más natural será el producto.

¿QUÉ DEBE APARECER EN UNA ETIQUETA DE UN PRODUCTO COSMÉTICO?

INGREDIENTES

  • Deben aparecer en la etiqueta con nomenclatura INCI.
  • Evitar siliconas, petrolatum, PEG, parabenos...
  • Desconfíe de los productos que digan contener algo así como “extractos naturales reconstituidos” pues se trata de simples copias del olor o de las propiedades de una planta.
  • Entienda que es lógico que los productos naturales sean considerablemente más caros que los químicos ya que éstos no dependen de factores tan variables como los cultivos, las temperaturas, las sequías, las plagas, etc.

Ejemplo de una etiqueta de un producto cosmético, en este caso el Curly Fix.

 

Etiqueta de un producto Cosmético

La etiqueta lleva los ingredientes en INCI, de orden de mayor a menor:

Agua, glicerina vegetal, manteca de cacao bio, aceite de coco, coco-caprylate ("aceite seco" procedente del coco), glyceryl stearate (emulsionante natural), cetearyl alcohol (emulsionante natural), manteca de karité bio, potassium palmitoil hydrolyzed wheat protein (emulsionante natural), musgo de Irlanda, perfume, aroma, conservantes permitidos por Ecocert, benzyl benzoate y coumarin son alérgenos procedentes del perfume y aceite esenciales (necesario ponerlo ya que hay personas alérgicas a estas sustancias, puedes ver más información en Alérgenos en cosmética).

Podemos ver el rango de peligro de las sustancias en esta página: Skin Deep: Cosmetic Safety Rewies. Hay que poner el nombre del ingrediente y nos saldrá a la derecha un número y color. El verde peligro bajo (0-2), amarillo peligro moderado (3-6) y rojo peligro alto (7-10).

 

INFORMACIÓN SOBRE EL PRODUCTO

Breve descripción de lo que trata el producto. 

 

MODO DE EMPLEO

Cómo se usa ese producto y las advertencias si existen. 

 

NOMBRE DEL PRODUCTO Y CANTIDAD QUE LLEVA EL ENVASE

Esto es el nombre dado, por ejemplo en este caso Curly Fix, pero a simple vista arriba podemos ver de que se trata este producto, es un fijador natural. Importante saber la cantidad que lleva el producto.

Información del vendedor, lote y caducidad

Debe llevar la dirección del fabricante o del distribuidor.

El botecito con un número, es el PAO, significa el tiempo que el producto es eficaz una vez abierto.

La V significa que es vegano, no lleva ingredientes procedentes de animales como la miel. Estos logos ya no se pueden poner.

Fecha de caducidad se pone cuando el producto no dura cerrado 3 años. Nuestros productos siempre llevan fecha de caducidad y lote porque los conservantes son más suaves que los convencionales y no duran tanto tiempo.

El lote sirve para llevar un control por si ese producto se pone en mal estado, crea alguna reacción o algo similar para saber porque puede haber pasado y retirar el resto de los productos de ese lote si es necesario.

El código de barras sólo sirve para las tiendas que lleven un stock más ordenado. No te da ninguna información. No significa que los que empiecen por 84 sean productos Españoles, significa que el código de barras se ha comprado en España y el producto puede ser Chino, Americano, Italiano; osea de cualquier parte del mundo.

Para que un cosmético pueda considerarse “Natural” ha de estar compuesto en más del 90% por materias primas naturales de origen vegetal y carecer de sustancias irritantes, tóxicas o peligrosas.

Eso sí, no existe una cosmética 100% natural (a no ser que sea aceites) ya que la mayoría de los productos llevan algún conservante -aunque sea suave- para garantizar su durabilidad.

En todo caso, la cantidad de sustancias químicas o sintéticas que se añaden, o de origen natural pero extraídas con procesos químicos–como vemos, por pura necesidad- es menor de un 10% de la composición final del producto.  

Si te ha quedado alguna duda, déjame un comentario aquí abajo. Si crees que este post puede ser interesante para tus amigos, compártelo y que no le den gato por liebre.